lunes, enero 15, 2007

AgRiDuLcE


El sabor agridulce, es aquel que como su nombre indica, tiene un sabor agrio y dulce. Este sabor, puede hacer las delicias de una buena comida o cena, pero también puede ser un repulsivo para el estómago, pues no siempre sienta bien. Lo mismo ocurre con los sentimentos que se denomina agridulces, tienen una parte, que hace que sientas algo fuerte y especial, y otra que por el contrario, hace que el cuerpo te diga BASTA.

Más o menos, eso, es lo que me ha pasado contigo este fin de semana. Has sido para mi, un sabor agridulce, y francamente hubiese estado muy bien, si me lo hubieses servido en pequeñas dosis, pero, hemos dejado de empalagarnos con tanto dulzor o tanta dulzura, y nos ha quedado ese saborcillo a agrio, que cuesta tanto que desaparezca.

Y es que, sin proponérmelo llegué el viernes con el dulzor de Dulcinea, y me fui el domingo con la amargura de D. Quijote, después de descubrir que aquello que veía no eran gigantes sino molinos.

Estoy segura de que vendrá una ventolera y esto pasará, y este sabor agrio, pasará a ser más suavecito.

Pero hasta entonces... me quedo con el acueducto reflejado en tus ojos azules, y mi mano helada señalando al ALCAZAR.

Nos vemos ¿pronto?.

20 comentarios:

Fernando dijo...

Tus fines tienen mucho de magia ...o estas con una buena resaca, te largas estupendamente a Altea o te relacionas con un chino...porque eso si que son comidas agridulces...mi único consejo nunca esperes de los demás más de lo que te puedan o quieran darte...pero tu tienes dentro mucha Dulcinea para superar todos los molinos..un beso.

dulcinea dijo...

jajajaaj. Un chino? jajaja. Qué va¡¡...me mola la filosofía oriental, pero no me ponen nada los orientales...no sé...cosas de las feromonas supongo.
No obstante, no hablaba de una persona sino de un sentimiento con alguien a quien aprecio mucho.

Tomo nota del consejo, gracias por tus palabras, y por saber ver a la Dulcinea que llevo dentro. (últimamente Dulcinea viajera... como tú bien dices, jejeje).

Besos

humilde dijo...

....bueno.... hasta que no se prueba, no se sabe a que sabe.... ;)

dulcinea dijo...

Cierto, cierto, humilde...pero...así a priori...es lo que hay, aunque quien sabe, igual luego me encontraba una grata sorpresa, ya ves¡

libertad dijo...

a veces resulta agrias las despedidas o los encuentros apesurados de alguien con quien todo puede ser dulzura.
Un besazo!

un árbol dijo...

Desgraciadamente conozco esa sensación de primerísima y recientísima mano...
Yo me agarraría al latinajo que tienes puesto en la cabecera de tu blog, es magnífico.
Un beso, suerte y tiempo.

wAtAsHi dijo...

Qué poco me gusta esa sensación...menos mal que de un tiempo a esta parte no la he tenido en abundantes dosis ¬¬

Salu2^^

GLAUKA dijo...

Te iba a decir que huyo de los sabores agridulces como gato del agua ... pero me di cuenta de que mentiría, que tropiezo con demasiada frecuencia con ese sabor... y manda narices que no me gusta ne salsa ;) ... en cuidado, termina mandando el lado agrio, siempre.

Goldfinger dijo...

Hay un amigo que repite constantemente que las penas le enseñaron a soborear con mayor gusto los buenos momentos. Quizá tenga razón.

Un beso

churra dijo...

Cuidadin , los sabores agridulces son peligrosos......repiten,por concretar mas que nada quien gana o pierde.

Besos

desorden dijo...

¿Hay algún plato en la vida que no sea agridulce?

ybris dijo...

Con los sentimientos suele pasar eso: los comenzamos dulces, quizás como cebo con que la vida pretende atraernos, pero luego resulta que no eran tan dulces como parecían.
Si se quedan en agrios no está mal, lo peor sucede cuando se vuelven amargos.

Besos.

Rafaga dijo...

El sabor del semen depende en gran medida de los nutrientes de la dieta. Una alimentación rica en proteínas (carne) dará como resultado un sabor similar a la manteca . Una basada en lácteos dará un sabor ácido aunque agradable. La dieta que incluye ajo, produce un semen menos viscoso y de sabor neutro (por las propiedades desintoxicantes).
Los alimentos con alto contenido de azúcares darán un sabor rico para nuestro paladar.



Ah, ¿qué no estabamos hablando de esto?
Se me ha ido la olla,
perdón

dulcinea dijo...

jajajaaj. Muy bueno Ráfaga, agradezco toda esta información....jajaja, no tenía ni idea....¿será por eso lo del sabor agridulce? jajajaja. Uy¡¡ que se me ponen rojitas las orejas¡¡¡

besetes

Soltaire dijo...

Te entiendo perfectamente, es muy desagradable cuando te quedas con ese sabor amargo, especialmente cuando involucra a alguien qu quieres. Espero que venga pronto ese viento que se lleve ese desagradable sabor y te deje la dulzura que esperas.

Un abrazo grande
=)
Soltaire

Ofelia Lopez Pez dijo...

Ufff...lo del agridulce, sera temporal..

Cuando me da el ataque de algo comestible, suele de ser sabores sencillos y claros...de cosas dulces.

Un beso.

ahhh dijo...

A veces un poco de acritud sirve para desempalagar de tanto dulzor.
No sé, yo creo que no existen los sabores completamente dulces, siempre hay algo que le da cierto sabor amargo, que, aunque sea en muy pequeña cantidad, destaca mucho (quizá demasiado) entre el sabor dulzón de todo los demás.

Recetas culinarias de Ahhh ;-)

ferfo dijo...

Al fin y al cabo, los opustos es lo mismo en sus extremos, depende de donde nos situemos para encontrar el sabor que más deseemos.

Besotes

Fernando dijo...

Y el meme del libro?...estas muyyyy vaga...besos dulces

dulcinea dijo...

FEr....que esta tarde lo cuelgo...tienes razón...estoy muy vaga...
No, lo que pasa es que tengo una contractura muscular que me está haciendo polvo, y no puedo pasar mucho tiempo delante del ordenador...pero lo prometido es deuda...

Hasta esta tarde, un beso fuerte.