lunes, enero 22, 2007

Mi deuda con FerNando

...Disculpándome en primer lugar por mi tardanza, cumplo mi promesa.(espero que sea así como se procede...)
Como en tu MEME hablabas de sueños, he querido poner algo relativo a actividades oníricas y al miedo,(como he tardado tanto....jeje) y he aquí una muestra de cómo puede latir el subconsciente.
El libro se llama "Nudos de Hierro", y es de un escritor argentino, amigo mio, que desgraciadamente se perdió este mundo hace unos pocos años, Gabriel Montergous.
Porque persiste en nosotros a través de sus historias, y en memoria de él...
copio como dice mi misión la página 123, a partir de la 5ª linea... (sé que solo había que copiar un párrafo con sentido, pero bueno...así creo que se entiende mejor, ¿no?).

"Parecería...Porque si una se toma el trabajo de observar el piso, con atención, bien se ve que no brota nada.Es posible entonces que ese vapor tristón no surja del suelo sino todo lo contrario: que baje del techo como si fueran copos de nieve o de algodón abriéndose... Se pone a mirar el cielorraso para ver si sorprende el nacimiento de este fenómeno curioso. Aunque en realidad todo es bastante curioso, no sólo el vapor.La señorita maestra no está sentada ni paseándose entre la fila de bancos. Simplemente no está, y el hecho infrecuente (por desgracia, desde luego) lejos de provocar algarabía produce lo opuesto (está visto que no sólo es raro lo que pasa sino falto de lógica): sus compañeras, sentadas, leen en voz baja o en absoluto silencio: inclinadas, idénticas sobre sus libros;ignorantes de que la señorita está ausente y ajenas por completo al vaporoso invasor del aula. Tiene la sensación de que Lucrecia, su compañera de banco, le empieza a hablar al oido en ese instante. Al comienzo no entiende de que se trata; no es un murmullo, sino palabras que no dicen nada; semejantes a las de siempre, pero carentes de significado. Suenan como "nuvora los volca vet" o "nuba lu volva vez". Hasta que de golpe como si un trapo hubiese limpiado a fondo la suciedad de un vidrio permitiendo ver, o reconocer mejor, el conjunto de objetos que se ocultaba detrás "nusca los volcás be ter", se transformó en un diáfano "nunca los volverás a ver". Esto la hiela, la aterra, es el espanto.

Creo que ahora tengo que nominar a alguien, ¿no? pues....Voy...
Nomino a CHURRA, GLAUKA y VIUDA.

4 comentarios:

Fernando dijo...

Chapeau!...besos...

humilde dijo...

....vaya!.... pues habrá que apuntárselo para alguna oportuna ocasión.... gracias.... :)

Ybris dijo...

Impresionante párrafo el que la suerte nos ha deparado.
Niebla, ausencia y palabras sin sentido...
Hasta acabar en un "nunca los volverás a ver"

Besos.

Ofelia Lopez Pez dijo...

InDEfinida....acepto el meme....pero veras, era muy monotono ser una viuda, todo el fono de armario negro, como mucho un gris alivio de luto...

Y he mutado a Ofelia....