lunes, enero 22, 2007

HiStOriAs VuLgArEs


...Palabras más, palabras más...palabras menos.... ......es lo que menos te puedo dar, es lo de siempre. .....Palabras nuevas, palabras llenas de remordimiento...
El Cd de tu coche, reproducía esta cantinela ajeno a lo que estaba ocurriendo entre nosotros. Me llamaste, y estuve a punto de rechazar tu oferta, pero finalmente accedí. Raramente llego puntual a los sitios, pero debió ser que quería acabar con esto cuanto antes y me planté allí cinco minutos antes de la hora a la que nos habíamos citado.
- Hola ,sube que te vas a mojar-.
- Hoy es el día en el que nos tomamos un café. Solo un café.

- Lo que tu quieras. Yo sólo quería verte y oirte. - Como me jode, que siempre me hagas sonreir- pensé para mis adentros, mientras esbozaba sin poder evitarlo una hermosa mueca de sonrisa. - ¿Te parece que vayamos allí?
- Claro, por mí, perfecto.
- Bueno, ¿qué es eso tan importante que me tenías que decir?.
- Verás... no me parece buena idea seguir con esto. Lo siento, pero...¿tú eres feliz?
- Joder con la pregunta¡¡....¿quién en su sano juicio formula esa pregunta a bocajarro?.... me dijiste con una enorme sonrisa...
-Bueno ya me conoces....y ya sabes que estoy un poco enajenada.... contestaaaa, andaaa.
- Soy feliz, si me dejas verte, tocarte...soy feliz, si tú eres feliz ¿soy feliz? No sé...necesito que tú seas feliz para eso, y necesito esos cuatro minutos.....en los que.... - Vale, vale....qué el mérito no es sólo tuyo.... - bueno, algo tendría que ver...¿no? jeje- cómo te brillaban los ojos en ese momento....- ¿tú no eres feliz?
- Mira, yo intento buscar mi camino, y....
- ¿y?
- y que necesito andar sola ....¿entiendes?
- ¿Esto es un adiós?-
-uhmmmm....
-Hablando de felicidad....no me hagas esto....conviértelo sólo en un hasta luego....y deja que nos veamos en algún tramo del camino, ¿vale? tampoco pido tanto...

No pude articular palabra alguna, pero mi cara decía más de lo que hubiesen dicho mis labios.
-Por favor....eres tú, quién habla de felicidad....y yo NECESITO VERTE, y sentirte....para ser FELIZ....
- No lo creo, la verdad
- ¿qué te hace pensar lo contrario? Me paso el día pensando en ti.

-Venga ya¡¡

-Te lo digo en serio....ni leer un libro puedo...te has convertido en la protagonista de mis sueños...
- No me digas eso....no puedo asumir esa responsabilidad, no quiero asumirla...
-Dime, ¿crees que vas a ser feliz así?... tendrás que comprometerte alguna vez...¿no?

- Si me comprometo...hipoteco mi felicidad....
-
La felicidad, incluye alegría, pero también otras muchas emociones, algunas de las cuales no son necesriamente positivas, compromiso, lucha, reto, e incluso dolor...
- Como alguien dijo en alguna ocasión, un hombre puede ser feliz con una mujer mientras no la ame.
- No me confundas ¿vale? tú no te dejas querer y además...¿qué tiene que ver el amor con la felicidad? Sólo quiero que hagas lo que quieras, si es que eso te hace ser feliz.

- El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino querer siempre lo que se hace, y yo no estoy segura de querer hacer esto.

...A partir de ese momento, ambos nos miramos a los ojos, y nos dimos un largo beso, cargado de cariño, remordimiento, miedo...deseo...
Como fondo de esta historia, lo mucho que te echo de menos, la luna en lo alto, la lluvia empapando los cristales de tu coche y el Cd, que ajeno a todo esto, volvió a reprocir aquello de....

...Palabras más o menos, ayer me decías,
...palabras más o menos, que no me quieres.
...Palabras más o menos, me estás tocando los huevos
palabras más, palabras menos.
Palabras más, palabras más, palabras menos,

es lo que menos te puedo dar, es lo de siempre.

Palabras nuevas, palabras llenas de remordimiento,
palabras que se lleva el viento,

palabras menos, palabras más.
Palabras más, palabras más, palabras menos,
es lo que más te puedo dar, es lo de siempre.

Palabras viejas, palabras sólo como pasatiempo,

palabras que soplan en el viento,
palabras fáciles de olvidar.
...Palabras más o menos, las que hoy me duelen.
...Palabras más o menos, sentimientos ajenos.
...palabras más o menos, palabras que pueden... lastimar.
Palabras menos, palabras más.
Palabras más, palabras más, palabras menos,

es lo que menos te puedo dar, es lo de siempre.

Palabras nuevas, palabras llenas de remordimiento,

palabras que se lleva el viento,

palabras menos, palabras más.

Palabras más, palabras más, palabras menos,

es lo que más te puedo dar, es lo de siempre.

Palabras viejas, palabras sólo como pasatiempo,
palabras que soplan en el viento,
palabras menos, palabras más...

Palabras más!
palabras menos...
palabras más!
palabras menos.

6 comentarios:

libertad dijo...

Historias cotidianas,sí. Donde cada uno buscamos nuestro camino, donde cuando creemos que no nos quieren, nos quieren más de lo que imaginábamos, incluso de lo que estábamos dispuestos a soportar...y siempre de fondo, esa "responsabilidad" con la que a veces se nos antoja que no sabemos andar, la responsabilidad de ser importantes para otros, de que otros nos necesiten. No pasa nada por ello, no pasa nada...igual mañana es al contrario.
Un beso fuerte

humilde dijo...

....encontrando lo sencillo de la vida.... o mejor dicho, pensando donde narices estará dicha sencillez.... :)

Fernando dijo...

Pues la verdad que cuesta conseguir que te quieran de verdad peoro también cuesta querer a alguien...no sé..hay una responsabilidad que te ata pero por otra parte tú debes elegir tu camino...puedes equivocarte pero nunca lo sabrás con esa situación enquistada...me hace dudar tu actitud ante tú misma y la carne es débil...besos

dulcinea dijo...

Fernando, la actitud de la protagonista ante sí misma no la hace dudar, acaba de tomar una decisión. En esta historia vulgar, en la que cualquier/a puede ser la protagonista, debo decir que estoy de acuerdo contigo en que cada uno elige, pero hay que elegir que si no te enquistas...

besos.

Fernando dijo...

;);)...pero no eras tú?...me haces relato y me engañas..uhmm..;);)..un beso FUERTE

dulcinea dijo...

jejeje. Otro beso fuerte para ti, que me ves en todas partes...