lunes, noviembre 13, 2006

A fOrTioRi

En la vida diaria, se observa que los fuertes vientos suelen venir de una dirección determinada.
Para mostrar la información sobre las distribuciones de velocidades del viento y la frecuencia de variación de sus direcciones, puede dibujarse la llamada rosa de los vientos basándose en observaciones meteorológicas de las velocidades y direcciones de dicho fenómeno.

...Y sí...al final va a ser por fuerza...

Pues...Como es sabido, debido a la rotación del globo, cualquier movimiento en el hemisferio norte es desviado hacia la derecha, si se mira desde nuestra posición en el suelo (en el hemisferio sur es desviado hacia la izquierda). Esta aparente fuerza de curvatura es conocida como fuerza de Coriolis. Y es que, yo, aún estando en el hemisferio Norte, me he debido curvar hacia la izquierda en vez de hacia la derecha, y claro, eso ha desbaratado un poco le percepción de algun@s, que sólo saben mirar (aunque yo diría escrutarme) en una sóla dirección, y por ende, se ha armado una cierta "ventolera", ya que la fuerza de Coriolis, debería haber evitado que el viento (o sea YO ) se desplace más allá.

El caso es que, no sé ni el cómo ni el por qué, pero pasa, sí, mi alma eólica y YO nos movemos, (que aunque parezca una tontada, HOY no es poco), a veces porque me siento libre en otras latitudes y vuelo muy muy alto o muy rápido, o simplemente recreándome en el paisaje, pero otras veces,ocurre que hay vientos globales que son tan importantes en la determinación de los vientos de un área determinada que llegan a acabar conmigo y me dejan trasformada en apenas un "bufido", como hoy.

Y es que, en esto de los vientos, y "Las ventoleras", influyen tantos factores que es difícil saber cuál es el origen del movimiento del aire, en este caso, el aire que me hace sentir viento, y el viento que me convierte a veces en brisa, a veces en tornado, a veces en vent de tramuntana, de LLevant, de Ponent o de XALOC...

Y hoy, ya ves, no me apetece volar, sólo espero que cambie la dirección del viento, y me pueda elevar trazando mi propia ROSA DE LOS VIENTOS.

....uhmmm... creo que me compraré una veleta, para estar atenta.

9 comentarios:

manuespada dijo...

El viento siempre ha sido un misterio, ¿de dónde sale? ¿Qué es el viento? ¿Por qué nos vuelve locos?

GLAUKA dijo...

Me ha encantado imaginarte como el viento, o el aire, voluble ... es una imagen preciosa.

Y no te proecupes si hoy eres un simple soplido o aire semiquieto: ya huracanearás ya. ;)

Fernando dijo...

Me has recordado dos cosas. una cuando estudiaba en la facultad el famoso viento que nombrabas rodeando la tierra, otra, que la voluntad de movernos hacía cualquier lado hace que nos enfrentemos a todos los vientos...no te dejes llevar, ser cometa sin conocer los hilos o la mano que te lleva?...un beso Dulci.

Valeria dijo...

No siempre hay que oponer resistencia, tiene su encanto dejarse mecer, a favor del viento..
Gracias por tu visita, dulcinea

libertad dijo...

Me ha encantado. Me gustan tus metáforas, son tan claras, que alguna de estas, las copio, eh?.
Y por cierto, todos los vientos tienen su momento, incluso el que nos hace ser veletas.
Un besazo

churra dijo...

Que bonito Dulcinea.
No creo que necesites ninguna veleta.
Siempre me ha gustado eso de los "vientos variables".

Un abrazo

pepe dijo...

A veces el viento levanta polvo que ciega la visión, la tuya o la de los otros o la de todos al mismo tiempo.

Un besito.

ahhh dijo...

Me parece que en estos momentos eres brisa, una fresca brisa que viene del mar, trayendo consigo su suave aroma salado.

Abro la ventan para que entres, para que entren tus palabras...

un beso

Rafa dijo...

¡¡Volar!! que sana terapia para volver a aterrizar, desgraciadamente.
Un abrazo de volador.