miércoles, noviembre 08, 2006

Princesa amb una sola S

"Yo sé que es un mierda,
es un mierda que merece que lo dejen solo
pero después me dice ALISIA...
AliSia con S, no Alicia,
¿te das cuenta?...y pierdo...
o me dice RUBIA, es peor, me mata...ufff
se me aflojan las piernas,
no puedo pensar, ¿tú lo entiendes?"

Martín (Hache)

14 comentarios:

GLAUKA dijo...

jajajajajjaa!! Cosas del amor (¿o será química?) que nos vuelve irracionales ... a Dios gracias!

desorden dijo...

Últimamente me pasa algo similar con los ceceos de una A lombarda... ojo! No porqué pienso en que sea una mierda!! Sino porqué me encanta oir esa extraña musiquilla en sus labios.
un beso

ybris dijo...

El dilema es amar o no amar.
Quizás se sepa que es un o una mierda, pero sus detalles nos derriten cuando se ama.
Cuando el amor se pierde suele suceder del revés: el detalle que al principio te derretía ahora te estomaga y te confirma en la opinión de que es una o un mierda.

Ya lo decía Lope de Vega:

"Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso:

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso:

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño:

creer que el cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño,
¡esto es amor! quien lo probó lo sabe."

...

O, quizás, desear o no desear.
Algo que nos quema.
Ya lo dice Gimferrer:

"Al cabalgar en mí, navegaba la proa
melliza de tus pechos por la luz de alabastro;
mis palmas recogían la dulzura de astro
de tu proa melliza en el mar de Samoa.

Perdida mar, perdida luz que el desnudo incoa:
al cabalgar en mí martilleas el rastro
de los días a solas en que sin ti me castro,
y con tu cabalgada me has heñido la boa,

esta boa que es toda de tus labios, que es tuya,
de tu boca y tu sexo, esta boa cegada
por tu lengua, tus dientes, tu vagina dorada,
esta boa que nunca dejarás que te huya,

esta boa que solo es por ti cabalgada,
toda tuya esta boa de mi falo: en la nada
si no vive en tu boca o en tu vulva ensanchada:
si no vive en tus labios, que el amor la destruya."

Muchos besos.

Lilith dijo...

Tonterias sin sentido que logran que nos volvamos a veces bobas por una persona...Eso pasa,a veces una s,a veces una sonrisa,en finnnnn

Fernando dijo...

Siempre dejandose comer el coco por unas palabrillas melosas...no somos nada..besos

libertad dijo...

Se decía en el libro "Amar con los ojos abiertos", que enamorarse es amar las coincidencias, y amar enamorarse de las diferencias...¿cuándo amamos realmente?...qué locura irracional en cualquier caso la que nos hace sentir, y sentir, por encima de la razón...pero, ¿eso es amor?
Un beso enormeee

Isthar dijo...

Qué maravillosa Película y qué grandes diálogos.

No hay quien pueda comprender qué es lo que tiene el amor que aunque duela, ata.

Un abrazo muy fuerte

wAtAsHi dijo...

Muy fuerte el poder que tiene en nosotros una mirada, un par de palabras o una simple mueca.

¿Para qué el hipnotismo si existe el amor?

PD: Pero yo paso del amor ¿eh? ^^'

Salu2^^

churra dijo...

Es lo que tiene de estupendo el amor, que si la cosa , la palabra o el gesto, lo situaramos fuera de su hechizo pues como poco nos daria verguenza propia y ajena ...pero si EL te dice Alsia con s....la cosa cambia.

Estupenda pelicula

Besos

pepe dijo...

Yo si que lo entiendo. Se llama estar encoñado o encoñada y también se llama dependencia psicológica. Cosas que nos pasan (a todos).

ahhh dijo...

Con S, con C, con Ç, da lo mismo; si nos lo dice él o ella, nos vamos a derretir siempre y no lo podremos evitar (afortunadamente).


Muchas gracias por tu visita, me alegro que te haya gustado. A mi me ha gustado mucho tu blog (pasare por aqui a menudo), y tu profile ;-)

Un besssso ( con muchas SSS )

Scheherazade dijo...

Aishhh...esa "S", niña no sabes como te entiendo...

Soltaire dijo...

Uff! no sabes cómo te entiendo...
El tener la conciencia de tener que dejar a alguien y no poder.

Creo que lo DE VERDAD difícil no es tener la fuerza y lucidez en un determinado momento de tomar la decisión de terminar algo, lo verdaderamente difícil es poder mantener esa decisión, sobretodo si con una palabra no sólo se te derrite el alma sino que el cuerpo también... ¡es horrible!

El consejo más práctico que te puedo dar, es enfrentarlo como se enfrentan las adicciones, como lo hacen los alcohólicos: "UN DÍA A LA VEZ"

Suerte y un beso grande,
Soltaire

humilde dijo...

....guau!!!!.... este libro se lo regalé a mi hermana en su último cumpleaños.... preciosas princesas....